Google+ Seguidores

domingo, 29 de junio de 2014

Amadís y el rayo de hierro, de Luis Guillermo del Corral

Quienes ya hemos rebasado la frontera de los treinta recordamos una época en que se podían encontrar todo tipo de novelillas en los kioskos, habitando entre tebeos y revistas. Estoy hablando de los bolsilibros, una especie que se creía en extinción y de la que tan solo han sobrevivido algunos especímenes de Marcial Lafuente Estefanía, de temática del oeste, que se pueden encontrar a precio irrisorio en los establecimientos chinos, y algunas de Jazmín, con contenido romántico. 
Afortunadamente, todavía quedan (quedamos) nostálgicos que añoramos aquellos días y un formato de novelas breves que nos traían las más trepidantes, macabras y enloquecidas ficciones, acompañadas por unas portadas que conseguían venderte el producto por sí solas. NeoNauta Ediciones es la primera editorial que ha saltado a la palestra (aunque en años recientes ha habido alguna que otra intentona que no acabó demasiado bien, al parecer, de reeditar viejos clásicos de terror), y lo ha hecho con fuerza. Hasta cuatro títulos han sacado al mercado con apenas un mes de diferencia. 
La novela que encabeza esta entrada, del joven escritor Luis Guillermo del Corral, retoma un personaje clásico de nuestra literatura medieval, nada menos que Amadís de Gaula, cuyas andanzas acabaron por volver loco al ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha. Se trata de un personaje puesto al día, tal y como viene haciendo la industria del cine con los John Carter, Frankestein y compañía, para ofrecernos nuevas historias más acordes con el gusto de los espectadores (y lectores) actuales. 
Mediante el recurso del manuscrito encontrado, el autor nos introduce en un mundo paralelo de espada y brujería en el que los demonios, nigromantes y héroes campan a sus anchas, derramando su melodía de sangre y vísceras con generosidad.